La empagliflozina podría revertir la insuficiencia cardiaca (JACC)

Investigadores de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai (Estados Unidos) han demostrado que la empagliflozina, un fármaco antidiabético recientemente desarrollado, puede tratar y revertir la progresión de la insuficiencia cardiaca en modelos animales no diabéticos, y lograr que el corazón produzca más energía y funcione de manera más eficiente.

“Este medicamento podría ser un tratamiento prometedor para la insuficiencia cardiaca en pacientes no diabéticos y diabéticos. Nuestra investigación puede llevar a una aplicación potencial en humanos, salvar vidas y mejorar la calidad de vida”, han dicho los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en el Journal of American College of Cardiology.

La empagliflozina fue aprobada por la FDA de Estados Unidos en 2014, siendo el primer medicamento en la historia de la diabetes tipo 2 que ha demostrado prolongar la supervivencia.

Si bien los pacientes con diabetes suelen tener un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca, estudios anteriores han sugerido que aquellos que toman empagliflozina no suelen desarrollar insuficiencia cardiaca. Esas observaciones llevaron a estos científicos a cuestionar si el medicamento contiene un mecanismo, independiente de la actividad antidiabética, que está relacionado con la prevención de la insuficiencia cardiaca, y si podría tener el mismo impacto en los no diabéticos.

Los investigadores probaron la hipótesis induciendo insuficiencia cardiaca en 14 cerdos no diabéticos. Durante dos meses, trataron a la mitad de los animales con empagliflozina y al otro grupo con un placebo. El equipo evaluó los cerdos con resonancia magnética cardiaca, ecocardiografía 3D y cateterización invasiva en tres puntos diferentes del estudio (antes de la inducción, un día después de la inducción y al cabo de dos meses).

A los dos meses, todos los animales del grupo tratados con empagliflozina experimentaron una mejor función cardiaca. Específicamente, esos cerdos tenían menos acumulación de agua en los pulmones (menos congestión pulmonar, que es responsable de causar dificultad para respirar) y niveles más bajos de biomarcadores de insuficiencia cardiaca. Es importante destacar que los ventrículos izquierdos tenían contracciones más fuertes (función sistólica mejorada),

“Este estudio confirmó nuestra hipótesis de que la empagliflozina es un tratamiento increíblemente eficaz para la insuficiencia cardiaca y no solo un fármaco antidiabético. Además, demostró que la empagliflozina es útil para la insuficiencia cardiaca independientemente del estado diabético de un paciente”

Nuevos fármacos para la diabetes pueden reducir un 20-30% el riesgo de mortalidad cardiovascular

Las personas con diabetes tienen entre 2 y 4 veces más riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular a lo largo de su vida, pero la aparición de nuevos tratamientos en los últimos años ha conseguido reducir entre un 20 y un 30% el riesgo de mortalidad cardiovascular, señalan desde la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

“Estamos hablando de una reducción muy significativa y que ningún fármaco había conseguido hasta la aparición de los iSGLT2 y los agonistas GLP1”, indica Vicente Arrarte, presidente de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la SEC, que ha celebrado su reunión anual en Toledo.

“El cardiólogo tiene un papel relevante en el tratamiento de estos pacientes”, señaló Arrarte, quien recordó que “un tercio de los pacientes que atendemos en consulta son diabéticos”.

Aunque los beneficios de estas nuevas moléculas son claros, el uso que se hace de ellas fármacos es aún bajo. “En nuestra reunión se debatirá extensamente sobre este asunto en tres sesiones independientes centradas en la actualización de los esquemas de actuación terapéutica en diabetes”

Revelan cómo la obesidad causa diabetes y obstrucción de las arterias

Una nueva investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia (Estados Unidos) explica por qué la obesidad causa inflamación que puede conducir a la diabetes, obstrucción de las arterias y otros problemas de salud. Read More…

Comer mucha carne parece asociarse a un mayor riesgo de hígado graso no alcohólico

Las personas que comen mucha proteína animal tienen más probabilidades de tener un exceso de grasa en el hígado y un mayor riesgo de enfermedad hepática que las personas cuya principal fuente de proteínas son las verduras, Read More…

El exceso de peso y la vida sedentaria se relacionan con mayores problemas de movilidad a los 60 años

La combinación de exceso de peso y un estilo de vida sedentario representa un gran factor de riesgo para desarrollar pérdida de movilidad después de los 60 años, Read More…

Enfermedad cardiovascular (ECV): la principal causa de muerte en personas con DM2

Aunque la diabetes tipo 2 (DM2) se caracteriza por un control continuo de la glucemia,2 los factores de riesgo CV asociados son responsables de gran parte del aumento de la morbimortalidad observado en las personas que padecen la enfermedad Read More…

Hasta el 40% de diabéticos desarrollará en algún momento enfermedad renal

Un 40% de las personas con diabetes tendrán en algún momento de la evolución de su enfermedad algún tipo de patología renal, según han destacado expertos del Grupo Clínico y Traslacional en Diabetes (Grupo CTD). Read More…

Entre el 50 y el 77% de las personas obesas padece apnea del sueño

Entre las patologías asociadas a la obesidad destaca la apnea del sueño, una de las más prevalentes y más graves de la enfermedad, que afecta a entre el 50 y el 77% de pacientes obesos, según datos de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). Read More…

La metformina podría prevenir enfermedades cardiacas en pacientes con diabetes tipo 1

Científicos de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) han revelado el mecanismo que permite que la metformina prevenga enfermedades cardiacas en pacientes con diabetes tipo 1 y que podría conducir al desarrollo de nuevos tratamientos. Read More…

La microbiota intestinal puede contribuir a la aparición de diabetes tipo 2

Un estudio publicado en Cell ha revelado que la microbiota intestinal tiene la capacidad de afectar la respuesta de las células a la insulina y, por lo tanto, puede contribuir a la diabetes tipo 2. Read More…