El 48,3% de las mujeres menopáusicas tiene sobrepeso u obesidad

La aparición de la menopausia se sitúa en España en los 49,3 años

El 48,3% de las mujeres menopáusicas tiene sobrepeso u obesidad y hasta el 67% no sigue la dieta mediterránea, según se desprende de una encuesta nutricional realizada en el marco del Plan de Educación Nutricional por el Farmacéutico 5 (Plenufar 5), elaborado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, a través de su vocalía de Alimentación.

 
Los resultados han sido presentados por la secretaria general del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Ana Aliaga, y el vocal de Alimentación del mismo organismo, Aquilino García, quienes han informado de que el objetivo de esta iniciativa ha sido valorar los hábitos alimenticios de una muestra de mujeres en etapa pre, peri y posmenopáusica, su adhesión a un patrón de dieta saludable y, al mismo tiempo, analizar el impacto del climaterio en su estado de salud.

 
Para ello, unos 2.500 farmacéuticos de toda España han ofrecido un cuestionario de 46 preguntas a 8.954 mujeres con una edad media de 54 años, comprobando que el inicio de la menopausia en España se sitúa en los 49,3 años. «La menopausia puede dar lugar, tanto a corto como a largo plazo, a diversos síntomas que alteran la calidad de vida de las mujeres y, muchos de ellos, se pueden prevenir con una alimentación equilibrada», ha asegurado Aliaga.

 
Sin embargo, la encuesta ha reflejado que aunque el 51,70% de las mujeres se sitúa en un peso adecuado, el 36% padece sobrepeso y el 12,30% obesidad. Estos datos se explican, entre otros aspectos, en que el 67,40% debe mejorar la alimentación, el 32,10% podría seguir unas mejores pautas alimenticias y sólo el 0,50% no debe cambiar sus hábitos alimenticios.

 
En este sentido, la principal grasa utilizada es el aceite de oliva (95%), aunque la cantidad empleada dista bastante de la recomendación diaria (al menos cuatro cucharadas diarias), y sólo el 37,3% utiliza, al menos, esta cantidad. Respecto a otras grasas, el estudio ha mostrado que el empleo de mantequillas, margaritas o natas es inferior a una ración diaria en el 83,5% de las mujeres.

 
Del mismo modo, se ha observado una preferencia en el consumo de carnes de ave o conejo frente al de carnes rojas en el 72,6% de las mujeres participantes, con consumos diarios de éstas últimas inferiores a una ración diaria en el 70,3% de los casos. En cuanto al consumo de alimentos recomendados en la dieta mediterránea, como frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pescados, mariscos y frutos secos, la encuesta ha reflejado que la ingesta está por debajo de las recomendaciones oficiales.

 
En concreto, el 49,30% de las mujeres toma tres veces a la semana pescados y mariscos; el 42,90% dos veces al día verduras y hortalizas; el 34,20% tres piezas de fruta al día; el 29,40% come frutos secos tres veces a la semana; el 27,90% legumbres tres veces semanales; y el 13,30% una copa de vino al día.

 
Asimismo, en cuanto a los alimentos cuyo consumo se recomienda moderar, el 84,5% de las mujeres entrevistadas consumen menos de una bebida carbonatada o azucarada al día, aunque el 46,6% toma más de dos raciones semanales de bollería o repostería industrial. «Todos estos datos desmitifican el consumo de la dieta mediterránea en España, por lo que sería interesante compararlos con el del resto de países mediterráneos», ha aseverado García.

 
Si se tiene en cuenta el consumo de suplementos alimenticios, el estudio ha reflejado que el 51,70% consume diariamente al menos uno de ellos. Concretamente, el 30,50% calcio y/o vitamina D; el 17,10% fitoestrógenos; el 14,90% plantas medicinales; el 9,20% prebióticos y/o fibra; el 7% productos homeopáticos; y el 5,80% probióticos. «El elevado consumo de calcio tiene mucho que ver con la publicidad», ha apostillado el experto.

 
Por otra parte, la encuesta ha mostrado que el 52,70% de las mujeres no fuman, el 25,90% es exfumadora y el 21,40% fuma, con un a medida de 11,8 cigarrillos al día. En este punto, García ha avisado que el tabaco es uno de los «principales factores» que influyen en la aparición de los síntomas de la menopausia.

 
Ahora bien, el 52,70% tienen, al menos, una patología crónica. En concreto, el 21,60 hipertensión arterial; el 17% enfermedades reumáticas y artropatías; el 6,60% diabetes; el 5,50% cáncer ginecológico; el 1,40% otros tumores; y el 17,90% otras patologías. Además, el 7% se ha sometido a una histerectomía; el 2,90% a una ooforectomía; el 3,50% a una mastectomía; y el 24,10% a otro tipo de intervención.

 
No obstante, en general, las mujeres el estudio han asegurado tener un buen estado de salud, y la mayor parte de ellas no tiene problemas aunque, hay un 13,40% que padece importantes complicaciones y un 2,90% severos problemas de salud. En cuanto a la sintomatología estudiada, casi todos los síntomas descritos tienen una intensidad leve o moderada.

 
Finalmente, los síntomas que más preocupan a las mujeres por su severidad son la sequedad de la piel (18,5%), el insomnio (12,6%), la retención de líquidos (11,2%), dormir sin descansar (9,6%), el dolor de músculos o articulaciones (6,4%), los sudores (5,4%) y los sofocos (4,7%).