El descenso del consumo de lácteos ha aumentado el déficit de vitamina D entre la población española

Los expertos han alertado sobre la falta de concienciación existe entre la población sobre la necesidad de asegurarse la ingesta recomendada de calcio y vitamina D.

En el marco del Día Mundial de la Osteoporosis 2013, los expertos han alertado sobre la falta de concienciación que sigue existiendo entre la población sobre la necesidad de asegurarse la ingesta recomendada de calcio y vitamina D como medida prioritaria para prevenir una enfermedad que en 2010 supuso la causa primaria de 43.000 muertes en Europa.

Tal y como explicó el Dr. Javier del Pino, presidente de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM), “en España, las mujeres posmenopáusicas presentan un déficit de vitamina D que se puede catalogar de preocupante y que afecta directamente a la absorción de calcio. Así mismo, el 40% de las españolas entre los 40 y los 64 años no alcanza el consumo diario recomendado de calcio, y este porcentaje se eleva al 73% en el caso de las mayores de 75 años. Se estima que un 72,6% de las mujeres españolas no cubre las ingestas de vitamina D ni de calcio recomendadas, por lo que habría que actuar de forma más intensa sobre estas carencias nutricionales”.

Del Pino analizó las repercusiones que este déficit tiene a nivel coste-económico. “Los datos del año 2011 indican un total de 48.524 casos de osteoporosis en España, con un coste por estancia que asciende a 9.299, 35 euros. Los costes totales de hospitalización por fractura de cadera ascendieron a 451,2 millones de euros, lo que supone duplicar los costes económicos en diez años. Teniendo en cuenta los costes sanitarios derivados de las fracturas osteoporóticas, la ingesta de calcio a través de los lácteos es una herramienta fundamental para su prevención. Los estudios económicos realizados al respecto indican que en España, el consumo de lácteos en este grupo de mujeres supondría un ahorro de 32.780.505 euros. En cuanto al coste que supondría para cada ciudadano la compra para el consumo diario de lácteos dentro de las recomendaciones (500 mg de calcio diarios) sería solo de 0,53 euros al día de media por persona, una cantidad muy asumible”.

Por su parte, el Dr. Manuel Díaz Curiel, presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO) analizó las repercusiones que esta enfermedad tiene entre la población femenina española. “En España se produce una factura de cadera cada 11 minutos y la osteoporosis posmenopáusica afecta al 35% de las mujeres mayores de 50 años; se sabe que el 13% de las pacientes que han sufrido una fractura por osteoporosis fallecen en los 3 meses siguientes y que la mortalidad a los 2 años es del 38%. Según los últimos datos sobre esta patología obtenidos a nivel europeo, menos del 50% de las personas que padecen fracturas de cadera y vertebral se recuperarán por completo, y, concretamente en el caso de una fractura de cadera, 1 de cada 5 personas se vuelve dependiente”.

En cuanto a las medidas de prevención, el Dr. Díaz Curiel insistió en la necesidad de hacer un énfasis especial en factores como el sedentarismo, el tabaco, el consumo excesivo de alcohol “y, sobre todo, la importancia de la prevención a través de la dieta y de una exposición moderada (unos 20 minutos) al sol”.

Respecto a los déficits de calcio y vitamina de D observados entre la población femenina española, el Dr. Díaz Curiel hizo hincapié en la tendencia al descenso progresivo del consumo de estos nutrientes (el de lácteos, por ejemplo, ha descendido un 8% en los últimos años), circunstancia directamente relacionada con la aparición de la osteoporosis y su consecuencia más importante, la fractura. “Hay que tener en cuenta que en muchos casos la osteoporosis no avisa, por lo que su fractura es su manera más común y extrema de manifestación”.