El uso continuado de anticonceptivos orales aumenta el riesgo de obesidad a largo plazo

Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), pertenecientes al Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra, han hallado una relación significativa entre el uso continuado de anticonceptivos orales y el riesgo de desarrollar obesidad a largo plazo.

Los resultados, que han sido publicados en el International Journal of Obesity, aconsejan cautela en cuanto al uso de anticonceptivos orales y ofrecen información importante a las mujeres a la hora de tomar la decisión de usar estos fármacos.

Además, según explica Miguel Ángel Martínez-González, líder del grupo del CIBEROBN, están en línea con riesgos previamente identificados en cohortes suecas y norteamericanas de diabetes, hipertensión, enfermedad coronaria y cáncer de mama, todas ellas asociadas a la obesidad.

El equipo de expertos valoró prospectivamente el riesgo de desarrollar obesidad en 4.920 mujeres jóvenes (28 años de media) durante más de 8 años de seguimiento. Todas ellas, que inicialmente no presentaban obesidad, se clasificaron en dos grupos, en función de si utilizaban o no de forma regular anticonceptivos orales. El uso de anticonceptivos orales y el índice de masa corporal se evaluaron al inicio y cada dos años durante el seguimiento.

Los resultados del estudio revelan que el uso de anticonceptivos orales está significativamente asociado a mayores probabilidades de desarrollo de obesidad, especialmente cuando el uso de estos es constante y se extiende durante periodos de más de dos años.

Según el investigador, que pertenece a la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos), “se comprobó que, a igualdad de otros factores y de manera independiente de ellos, el riesgo de desarrollar obesidad durante los años sucesivos prácticamente se duplicaba en las mujeres que usaban regularmente anticonceptivos orales, y casi se triplicaba en las que los habían usado continuadamente durante más de dos años”.