La obesidad es una de las causas principales de desarrollo de algunos tipos de cáncer

La obesidad supone un acortamiento de la vida de entre cinco y diez años.

“La obesidad es una de las causas principales de desarrollo de algunos tipos de cáncer”, ha asegurado el presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), Felipe Casanueva, en la presentación del XII Congreso Nacional de la Seedo, que ha reunido a expertos para debatir aspectos sobre las causas del incremento de la prevalencia de la obesidad y de las enfermedades asociadas.

Así, el presidente de la Seedo ha mostrado su preocupación ante “el alto número de personas con obesidad”, que supone “más de tres millones de personas” en España, y que produce “un acortamiento de la vida de entre cinco y diez años”, ha apuntado.

“Por ello que es tan importante el desarrollo del estudio de la obesidad”, ha afirmado Casanueva, que ha anunciado la celebración de “una estrategia para los próximos tres años para realizar eventos centrados en la obesidad, que haga que las autoridades sanitarias aborden el problema de forma relevante” mediante actividades sociales o simposium científicos.

Casanueva ha estado acompañado del presidente del comité del congreso, el especialista de la Unidad Intercentros de Endocrinología, Metabolismo y Nutrición de los hospitales públicos de Málaga y futuro presidente de la Seedo, Francisco Tinahones.

“Hay que interiorizar que la obesidad es una enfermedad”, ha remarcado Tinahones, que ha destacado que la dieta mediterránea produce un 30% menos de mortalidad cardiovascular. Además, ha añadido que “una población no obesa sería una población libre de diabetes tipo 2”.

Más de medio millar de profesionales sanitarios se reúnen en Málaga para tratar y debatir aspectos sobre las causas del incremento de la prevalencia de la obesidad y de las enfermedades asociadas en el XII Congreso Nacional de la Seedo.

En dicho congreso, que opera bajo el título ‘Obesidad y complicaciones metabólicas’, colaboran para su organización y coordinación los hospitales públicos de Málaga, a través de la Unidad Intercentros de Endocrinología, Metabolismo y Nutrición.

Durante el encuentro se están celebrando conferencias, mesas de debate y sesiones de trabajo en las que se expondrán todas las perspectivas científicas y clínicas en este ámbito de la atención, para dar respuesta a la problemática actual de la enfermedad, cada vez más prevalente en todo el mundo, afectando en España a uno de cada seis adultos.

De este modo, aspectos tan variados como la estrecha relación entre diabetes y obesidad, la dieta mediterránea, el efecto de las bebidas fermentadas en la salud y la utilización del azúcar o la sacarina se tratan durante el congreso.

Además, se debate sobre la influencia del entorno social y medio ambiental en la obesidad, analizando el efecto de ciudades orientadas al deporte y la actividad física que pueden tener en el control de esta epidemia, o la investigación y diferentes depósitos de tejido adiposo.

Tinahones ha afirmado sobre el congreso que “la celebración en Málaga supone una oportunidad para dimensionar la repercusión que la obesidad tiene en la salud global de la población”. “Casi una tercera parte de las consultas en nuestra Unidad Intercentros de Endocrinología están relacionadas con la obesidad y sus enfermedades asociadas”, ha añadido.

Tinahones ha expresado, sobre el anuncio de la Junta de Andalucía de su intención de crear una ley contra la obesidad infantil, que es “una iniciativa que despierta interés”, tratándolo “con imaginación”. “Hay que pasar a la acción”, ha afirmado con rotundidad, a lo que ha añadido que “el concepto de la ley es digno de elogio”.

En este sentido, Casanueva ha afirmado que “hay medidas que se pueden tomar”, citando el ejemplo de Nueva York, que ha obligado a las cadenas con más de 15 restaurantes a poner las calorías junto a los productos. “Necesitamos que los políticos tomen medidas”, ha pedido, a lo que ha finalizado diciendo que “es una labor conjunta” la lucha contra la obesidad.