Un exceso de hierro aumenta la capacidad de crecimiento

Las personas cuyas reservas de hierro se mantienen altas debido a la hemocromatosis (una enfermedad metabólica genética) tienen una altura superior a la media. Esto se ha demostrado en un estudio clínico realizado en el Hospital universitario de Zurich (USZ) y publicado en la revista New England Journal of Medicine.

Las personas con hemocromatosis captan más hierro a través del colon del que su cuerpo necesita realmente. Los médicos de la USZ compararon la altura de 176 pacientes con hemocromatosis con la de la población suiza general. Los varones y mujeres superaban en 4,2 cm y 3,3 cm respectivamente la altura media de la población general masculina y femenina correspondiente. De acuerdo con los autores del estudio, el aumento de la captación de hierro podría evitar la aparición de ferropenia en niños y adolescentes. La demanda de hierro es especialmente alta durante los dos primeros años de crecimiento y durante la adolescencia.

La mayor capacidad permanente de absorción del hierro aparentemente tiene un efecto beneficioso sobre el crecimiento, afirma el coautor Pierre-Alexandre Krayenbuehl. Esta observación subraya la importancia del hierro y una dieta apropiada para un desarrollo físico óptimo.

Por otra parte, unos niveles elevados de hierro pueden dar lugar a problemas en fases posteriores de la vida: el exceso de hierro forma depósitos en el cuerpo y puede dañar determinados órganos, como el hígado y el páncreas, así como las articulaciones, indican los científicos.

De acuerdo con Krayenbuehl, el tratamiento fue relativamente sencillo, e incluyó la obtención regular de muestras sanguíneas (de forma comparable a la de las donaciones de sangre). De esta manera la cantidad de hierro se mantuvo a un nivel inofensivo.